AguaLa contaminación del aire en los hogares españoles

diciembre 11, 2020by Biofy
https://biofy.es/wp-content/uploads/2020/12/La-contaminacion-del-aire-en-los-hogares-espanoles.jpg

Se podría pensar que los españoles son de los europeos que más disfrutan de hacer actividades en exteriores para gozar del buen tiempo, compartir con amigos en terrazas, y desconectar en los paisajes naturales que nos regala la geografía española.

Pero lo cierto es que entre jornada laboral o escolar, compras rutinarias, traslados, gimnasios, descanso, e incluso ocio, pasamos la mayor parte del día encerrados.

En cierta medida esto ofrece una falsa tranquilidad ya que, cuando estamos encerrados, nos sentimos más protegidos de virus, bacterias y contaminación en general.

Sin embargo, está comprobado que el aire en interiores presenta 2 y hasta 5 veces más concentrados los niveles de agentes contaminantes que el aire en exterior.

Esto en situación normal, pero ¿qué está pasando ahora con los periodos de confinamiento prolongados o puntuales? ¿Cómo ha cambiado el coronavirus el estado del aire dentro de los hogares? Y ¿cómo afecta a las familias estar tantos días encerrados, especialmente aquellas con niños pequeños o personas mayores, respirando aire de baja calidad?

El Covid-19 y la calidad del aire en el hogar

El aire de interior de los hogares presenta todos los agentes contaminantes exteriores. A esto hay que sumarle los interiores como humos, detergentes, tabaco, pinturas, textiles, y ahora también, coronavirus.

El Covid-19 no solo trae consigo un nuevo virus en suspensión en el aire, si no que además implica periodos más o menos largos de encierro.

Se estima que, durante el confinamiento del 15 de marzo, el 45% de los hogares españoles superó el umbral de 1.000 partículas por millón (ppm) de CO2 al menos una vez a la semana.

Para pasar este límite, tan solo hace falta estar encerrados en casa unas pocas horas con las ventanas cerradas y sin ningún otro tipo de ventilación… esto da mucho qué pensar sobre nuestras rutinas diarias y el cuidado que ponemos en la calidad del aire que respiramos.

Pero esto que parece solo estadísticas, tiene relación directa con la salud, el estado de ánimo y la productividad laboral.

La calidad del aire en el hogar puede solucionar afecciones comunes

Una de las características más preocupantes de la mala calidad del aire en el hogar, es que sus efectos en la salud pasan socialmente desapercibidos, o son atribuidos a otras causas.

Síntomas comunes con la fatiga, dolor de cabeza, interrupción del sueño, irritación emocional, estrés e incluso lentitud de procesos cognitivos, pueden tener su origen en el aire que respiramos.

Y otras directamente relacionadas, como alergias y dificultad respiratorias, son tratadas médicamente sin tener en cuenta la calidad del aire en el hogar.

Siendo más drásticos, según la Organización Mundial de la Salud*, unos 13 millones de personas mueren anualmente a causa de afecciones relacionadas con la contaminación ambiental, de las cuales, 4 millones son atribuibles a la mala calidad del aire en los hogares.

La sociedad se ha volcado en un movimiento global por preservar la salud del planeta. Muchas familias se suman diariamente a acciones eco para evitar principalmente la contaminación de los mares, y son cada vez más consciente de cómo la calidad de los alimentos influye en su bienestar. Sin embargo, pocos se preocupan del aire que respiran.

Mejorar la calidad del aire en interiores es muy sencillo

Cuando hablamos de la calidad el aire en interiores nos referimos al hogar, pero también a oficinas y otros espacios de trabajo. La concentración de personas en espacios reducidos, trae consigo no solo mayor producción de CO2, si no también la aportación de otros agentes contaminantes del aire como perfumes, pelusas, pelos, polvo, virus, etc.

Abrir las ventanas es la opción más popular para “limpiar el ambiente”. Pero lo cierto es que no se hace en todas las habitaciones, ni con la frecuencia necesaria, ni de un modo efectivo. Por no hablar de lo incómodo que resulta en invierno, y del gasto energético que esto supone.

En la gran mayoría de los casos, la ventilación natural resulta insuficiente.

Resulta entonces aconsejable incorporar equipos electrónicos para una purificación del aire del casi 100%, que elimine todo aquello que afecta irremediablemente a la salud, incluido las partículas de virus con el Covid-19.

En el siguiente vídeo tienes más información sobre el funcionamiento y efectividad de los equipos de purificación de aire, que puedes ampliar en el siguiente link

logo-biofy
logo-biofy
Subscríbete

Si deseas recibir nuestras últimas noticias en tu correo electrónico, suscríbete a nuestro boletín. No te enviaremos spam, lo prometemos!

    Biofy

    Estamos 100% comprometidos a invertir todos los esfuerzos necesarios por lograr un bienestar sostenible y respetuoso con las familias y el medio ambiente.

    Subscríbete

    Si deseas recibir nuestras últimas noticias en tu correo electrónico, suscríbete a nuestro boletín. No te enviaremos spam, lo prometemos!

      BIOFY

      Estamos 100% comprometidos a invertir todos los esfuerzos necesarios por lograr un bienestar sostenible y respetuoso con las familias y el medio ambiente.